LA AGENCIA,
HOY

La Agencia Federal de Inteligencia (AFI) es un organismo que funciona
bajo la conducción política e institucional del Poder Ejecutivo Nacional.
Es el órgano superior del Sistema de Inteligencia Nacional (SIN) y abarca
los organismos que lo integran. Su deber es asesorar al Presidente de la
Nación y a los funcionarios del más alto nivel para la toma de decisiones,
en el marco de su incumbencia. Dentro de su función específica,
se encuentra la producción de inteligencia nacional e inteligencia
criminal referida a delitos federales complejos, en el marco del respeto
a los derechos y garantías de los ciudadanos consagrados en la
Constitución Nacional y tratados internacionales, como así también
a las leyes que regulan su actividad.

La Agencia Federal de Inteligencia (AFI) es un organismo que funciona bajo la conducción política e institucional del Poder Ejecutivo Nacional. Es el órgano superior del Sistema de Inteligencia Nacional (SIN) y abarca los organismos que lo integran. Su deber es asesorar al Presidente de la Nación y a los funcionarios del más alto nivel para la toma de decisiones, en el marco de su incumbencia. Dentro de su función específica, se encuentra la producción de inteligencia nacional e inteligencia criminal referida a delitos federales complejos, en el marco del respeto a los derechos y garantías de los ciudadanos consagrados en la Constitución Nacional y tratados internacionales, como así también a las leyes que regulan su actividad.

PRODUCIMOS INTELIGENCIA PARA LA MÁXIMA AUTORIDAD DE LA NACIÓN.

De acuerdo a las políticas y lineamientos estratégicos fijados por el Presidente de la Nación, la Agencia deberá producir
Inteligencia Nacional Estratégica, Contrainteligencia, Inteligencia Criminal e Inteligencia Estratégica Militar con el objetivo
de formular respuestas adecuadas en relación a las amenazas o riesgos que puedan afectar la seguridad exterior e interior de la Nación,
como así también respecto de las actividades criminales que por sus características puedan afectar derechos fundamentales de sus habitantes.

De acuerdo a las políticas y lineamientos estratégicos fijados por el Presidente de la Nación, la Agencia deberá producir Inteligencia Nacional Estratégica, Contrainteligencia, Inteligencia Criminal e Inteligencia Estratégica Militar con el objetivo de formular respuestas adecuadas en relación a las amenazas o riesgos que puedan afectar la seguridad exterior e interior de la Nación, como así también respecto de las actividades criminales que por sus características puedan afectar derechos fundamentales de sus habitantes.

Las autoridades máximas de la Agencia son el Director General y la Subdirectora General, que son designados por el Presidente de la Nación
y ratificados por el Senado. Sus actividades están delineadas por la Ley 25.520 (Ley de Inteligencia Nacional) y su modificatoria Ley 27.126.

Las autoridades máximas de la Agencia son el Director General y la Subdirectora General, que son designados por el Presidente de la Nación y ratificados por el Senado. Sus actividades están delineadas por la Ley 25.520 (Ley de Inteligencia Nacional) y su modificatoria Ley 27.126.

LA AGENCIA TIENE LAS SIGUIENTES FUNCIONES:

1. Formular el Plan de Inteligencia Nacional.

2. Diseñar y ejecutar los programas y presupuestos de inteligencia inscriptos en el Plan de Inteligencia Nacional.

3. Planificar y ejecutar las actividades de obtención y análisis de la información para la producción de la Inteligencia Nacional y de Contrainteligencia.

4. Dirigir y articular las actividades y el funcionamiento del Sistema de Inteligencia Nacional, así como también las relaciones con los organismos de inteligencia de otros Estados.

5. Coordinar las actividades dentro del marco de las leyes 23.554 de Defensa Nacional y 24.059 de Seguridad Interior con los funcionarios designados por los ministros de las áreas respectivas, cuyo rango no podrá ser inferior al de Subsecretario de Estado.

6. Requerir a todos los órganos de la Administración Pública Nacional la información necesaria para el cumplimiento de sus funciones.

7. Requerir la cooperación de los gobiernos provinciales cuando ello fuere necesario para el desarrollo de sus actividades.

8. Coordinar la confección de la Apreciación de Inteligencia Estratégica Nacional y del consecuente plan de reunión de información.

9. Elaborar el informe anual de actividades de inteligencia a los efectos de su presentación ante la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de lnteligencia del Congreso de la Nación. A tales efectos, los organismos del Sistema de Inteligencia Nacional le deberán brindar toda la información correspondiente.

10. Entender en la formación, capacitación, adiestramiento y actualización del personal perteneciente a la Agencia Federal de Inteligencia y participar en la capacitación superior del personal de inteligencia, a través de la Escuela Nacional de Inteligencia.

11. Proporcionar al Ministerio de Defensa la información e inteligencia que fuere menester para contribuir en la producción de la Inteligencia Estratégica Militar, de conformidad a lo estipulado sobre la materia en el artículo 15 de la ley 23.54.

12. Proporcionar al Consejo de Seguridad Interior la información e inteligencia que fuere menester para contribuir en la producción de la inteligencia criminal de conformidad a lo estipulado sobre la materia en el Artículo 10 inciso e) de la ley 24.059.

13. Celebrar convenios con personas físicas o jurídicas, de carácter público o privado, que sirvan para el cumplimiento de sus funciones.

1. Formular el Plan de Inteligencia Nacional.

2. Diseñar y ejecutar los programas y presupuestos de
inteligencia inscriptos en el Plan de Inteligencia Nacional.

3. Planificar y ejecutar las actividades de obtención y análisis
de la información para la producción de la Inteligencia
Nacional y de Contrainteligencia.

4. Dirigir y articular las actividades y el funcionamiento
del Sistema de Inteligencia Nacional, así como también
las relaciones con los organismos de inteligencia de otros
Estados.

5. Coordinar las actividades dentro del marco de las leyes
23.554 de Defensa Nacional y 24.059 de Seguridad Interior
con los funcionarios designados por los ministros de las
áreas respectivas, cuyo rango no podrá ser inferior al de
Subsecretario de Estado.

6. Requerir a todos los órganos de la Administración Pública
Nacional la información necesaria para el cumplimiento de sus
funciones.

7. Requerir la cooperación de los gobiernos provinciales cuando
ello fuere necesario para el desarrollo de sus actividades.

8. Coordinar la confección de la Apreciación de Inteligencia
Estratégica Nacional y del consecuente plan de reunión
de información.

9. Elaborar el informe anual de actividades de inteligencia
a los efectos de su presentación ante la Comisión Bicameral de
Fiscalización de los Organismos y Actividades de lnteligencia
del Congreso de la Nación. A tales efectos, los organismos
del Sistema de Inteligencia Nacional le deberán brindar toda
la información correspondiente.

10. Entender en la formación, capacitación, adiestramiento

y actualización del personal perteneciente a la Agencia
Federal de Inteligencia y participar en la capacitación superior
del personal de inteligencia, a través de la Escuela Nacional
de Inteligencia.

11. Proporcionar al Ministerio de Defensa la información
e inteligencia que fuere menester para contribuir en la producción
de la Inteligencia Estratégica Militar, de conformidad a lo
estipulado sobre la materia en el artículo 15 de la ley 23.54.

12. Proporcionar al Consejo de Seguridad Interior la información
e inteligencia que fuere menester para contribuir en la producción
de la inteligencia criminal de conformidad a lo estipulado sobre
la materia en el Artículo 10 inciso e) de la ley 24.059.

13. Celebrar convenios con personas físicas o jurídicas, de carácter
público o privado, que sirvan para el cumplimiento de sus funciones.

La producción de Inteligencia Nacional comprende las siguientes actividades:

Basada en el análisis integral del conjunto de las problemáticas que afectan la defensa nacional y la seguridad interior, la Inteligencia Nacional Estratégica permite establecer un diagnostico situacional en función de los lineamientos estratégicos y objetivos generales en materia de inteligencia nacional establecidos por el Presidente de la Nación así como también la elaboración y formulación de políticas públicas por parte de los ministros.

La contrainteligencia está orientada al conocimiento de las actividades de inteligencia llevadas a cabo por individuos, grupos u organismos, nacionales o extranjeros, que puedan afectar la defensa nacional o la seguridad interior.

La Inteligencia Criminal se sustenta en la producción de inteligencia referida a las problemáticas delictivas complejas de índole federal relativas al terrorismo, los atentados contra el orden constitucional y la democracia, el narcotráfico, la trata de personas, el tráfico de armas y los delitos contra la ciberseguridad.

La Inteligencia Estratégica Militar se basa en la producción de inteligencia referida a eventuales riesgos o conflictos generados por agresiones de origen externo realizadas por Fuerzas Armadas de otros Estados contra la soberanía, la integridad territorial o la independencia política del país.

INTELIGENCIA
NACIONAL
ESTRATÉGICA


Basada en el análisis integral del conjunto de las problemáticas que afectan
la defensa nacional y la seguridad interior, la Inteligencia Nacional Estratégica
permite establecer un diagnostico situacional en función de los lineamientos
estratégicos y objetivos generales en materia de inteligencia nacional
establecidos por el Presidente de la Nación así como también la elaboración
y formulación de políticas públicas por parte de los ministros.

CONTRAINTELIGENCIA


La contrainteligencia está orientada al conocimiento de las actividades
de inteligencia llevadas a cabo por individuos, grupos u organismos,
nacionales o extranjeros, que puedan afectar la defensa nacional
o la seguridad interior.

INTELIGENCIA
CRIMINAL


La Inteligencia Criminal se sustenta en la producción de inteligencia referida
a las problemáticas delictivas complejas de índole federal relativas al terrorismo,
los atentados contra el orden constitucional y la democracia, el narcotráfico,
la trata de personas, el tráfico de armas y los delitos contra la ciberseguridad.

INTELIGENCIA
ESTRATÉGICA
MILITAR


La Inteligencia Estratégica Militar se basa en la producción de inteligencia
referida a eventuales riesgos o conflictos generados por agresiones de origen
externo realizadas por Fuerzas Armadas de otros Estados contra la soberanía,
la integridad territorial o la independencia política del país.

INTELIGENCIA
NACIONAL
ESTRATÉGICA


CONTRAINTELIGENCIA


INTELIGENCIA
CRIMINAL


INTELIGENCIA
ESTRATÉGICA
MILITAR


CONTROL
PARLAMENTARIO


La Ley de Inteligencia Nacional (25.520) dispone que la Comisión Bicameral de
Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia controle al Sistema
de Inteligencia Nacional compuesto por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI),
la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal (DINICRI) y a la Dirección Nacional
de Inteligencia Estratégica Militar (DINIEM).
Compuesta por siete senadores y siete diputados, la Comisión Bicameral debe
fiscalizar que el funcionamiento de los organismos de inteligencia se ajuste
estrictamente a las normas constitucionales, legales y reglamentarias vigentes,
verificando la estricta observancia y respeto de las garantías individuales
consagradas en la Constitución Nacional, los Tratados de Derechos Humanos
suscriptos, así como también a los lineamientos estratégicos y objetivos
generales de la política de Inteligencia Nacional.
La Comisión Bicameral tendrá amplias facultades para controlar e investigar
de oficio. A su requerimiento, y con los recaudos establecidos en el artículo 16,
los organismos del Sistema de Inteligencia Nacional deberán suministrar
la información o documentación que la Comisión solicite.
El control alcanza tanto la gestión presupuestaria como cualquier otra actividad.
Dadas las particulares características de este organismo y la reserva de su
actividad, la ley le asigna de modo exclusivo y excluyente a la Comisión
Bicameral las funciones de control.
Por otro lado, todo el personal que reviste en la Agencia Federal de Inteligencia,
sin distinción de grado, tiene como obligación presentar las declaraciones
juradas establecidas por la Ley de Ética Pública.

La Ley de Inteligencia Nacional (25.520) dispone que la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia controle al Sistema de Inteligencia Nacional compuesto por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal (DINICRI) y a la Dirección Nacional de Inteligencia Estratégica Militar (DINIEM).
Compuesta por siete senadores y siete diputados, la Comisión Bicameral debe fiscalizar que el funcionamiento de los organismos de inteligencia se ajuste estrictamente a las normas constitucionales, legales y reglamentarias vigentes, verificando la estricta observancia y respeto de las garantías individuales consagradas en la Constitución Nacional, los Tratados de Derechos Humanos suscriptos, así como también a los lineamientos estratégicos y objetivos generales de la política de Inteligencia Nacional.
La Comisión Bicameral tendrá amplias facultades para controlar e investigar de oficio. A su requerimiento, y con los recaudos establecidos en el artículo 16, los organismos del Sistema de Inteligencia Nacional deberán suministrar la información o documentación que la Comisión solicite.
El control alcanza tanto la gestión presupuestaria como cualquier otra actividad. Dadas las particulares características de este organismo y la reserva de su actividad, la ley le asigna de modo exclusivo y excluyente a la Comisión Bicameral las funciones de control. Por otro lado, todo el personal que reviste en la Agencia Federal de Inteligencia, sin distinción de grado, tiene como obligación presentar las declaraciones juradas establecidas por la Ley de Ética Pública.


La Agencia Federal de Inteligencia (AFI) encabeza el Sistema
de Inteligencia Nacional (SIN) que también está conformado
por la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal (DINICRI),
que depende del Ministerio de Seguridad, y por la Dirección
Nacional de Inteligencia Estratégica Militar (DINIEM),
dependiente del Ministerio de Defensa.

La Agencia Federal de Inteligencia (AFI) encabeza el Sistema de Inteligencia Nacional (SIN) que también está conformado por la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal (DINICRI), que depende del Ministerio de Seguridad, y por la Dirección Nacional de Inteligencia Estratégica Militar (DINIEM), dependiente del Ministerio de Defensa.

HACER LA
DIFERENCIA

TRABAJAR EN LA AFI

La Agencia ofrece oportunidades laborales para desarrollar una carrera profesional
al servicio de la Nación. Dependiendo de las necesidades operacionales y administrativas
del organismo, se brinda entrenamiento y capacitación en múltiples disciplinas.
En la Agencia Federal de Inteligencia se necesita la más amplia variedad de perfiles
profesionales y/o académicos como por ejemplo: lingüistas, ingenieros, analistas
de sistemas, economistas, abogados y criptólogos, entre otros.
La búsqueda abarca personas talentosas, dinámicas, diversas, responsables, con espíritu
de equipo y que tengan no sólo habilidades profesionales sino también sociales.
Si creés que tu perfil se adapta a estas características, es probable que luego de atravesar
el proceso de selección tengas un lugar en la Agencia.

La Agencia ofrece oportunidades laborales para desarrollar una carrera profesional al servicio de la Nación. Dependiendo de las necesidades operacionales y administrativas del organismo, se brinda entrenamiento y capacitación en múltiples disciplinas. En la Agencia Federal de Inteligencia se necesita la más amplia variedad de perfiles profesionales y/o académicos como por ejemplo: lingüistas, ingenieros, analistas de sistemas, economistas, abogados y criptólogos, entre otros. La búsqueda abarca personas talentosas, dinámicas, diversas, responsables, con espíritu de equipo y que tengan no sólo habilidades profesionales sino también sociales. Si creés que tu perfil se adapta a estas características, es probable que luego de atravesar el proceso de selección tengas un lugar en la Agencia.

ASPIRANTES


Para ingresar en la Agencia, algunos requisitos son fundamentales:

  • Ser argentino nativo, naturalizado o por opción.
  • Alcanzar durante el año de ingreso la mayoria de edad.
  • Acreditar la formación requerida para integrar el plantel del organismo.
  • No estar inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas.
  • No haber sido sancionado por faltas graves en el país o el extranjero
    ni condenado o indultado por crimenes de guerra o violaciones
    a los derechos humanos.
  • No haber sido sancionado por faltas graves en el país o el extranjero ni condenado o indultado por crimenes de guerra o violaciones a los derechos humanos.

La Escuela Nacional de Inteligencia (ENI) es el instituto
superior de formación, capacitación y perfeccionamiento
del personal de los organismos del Sistema Nacional
de Inteligencia. En la ENI se llevan a cabo los cursos
de ingreso para el personal como así también se desarrolla
un plan de formación continua que acompaña a los agentes
a lo largo de su carrera.
La Escuela Nacional de Inteligencia es el órgano rector,
en términos académicos sobre las temáticas propias del área.
En este sentido lleva a cabo investigaciones científicas
y realiza intercambios académicos con instituciones
de educación superior tanto nacionales como extranjeras.

La Escuela Nacional de Inteligencia (ENI) es el instituto superior de formación, capacitación y perfeccionamiento del personal de los organismos del Sistema Nacional de Inteligencia. En la ENI se llevan a cabo los cursos de ingreso para el personal como así también se desarrolla un plan de formación continua que acompaña a los agentes a lo largo de su carrera. La Escuela Nacional de Inteligencia es el órgano rector, en términos académicos sobre las temáticas propias del área. En este sentido lleva a cabo investigaciones científicas y realiza intercambios académicos con instituciones de educación superior tanto nacionales como extranjeras.

PREGUNTAS FRECUENTES


La información relativa a la Agencia y a las tareas que ejerce tiene distintos grados de clasificación de seguridad según la sensibilidad de la misma y la capacidad que puede tener para afectar los intereses fundamentales u objetivos vitales de la Nación. La propia Ley 25.520 que regula la actividad de la Agencia y su modificación establecida por la Ley 27.126 marca tres niveles de clasificación de seguridad: secreto, confidencial y público.

No. La Constitución Nacional garantiza la privacidad de las comunicaciones. Esta garantía sólo puede ser suspendida momentáneamente por disposición de un juez en el marco de una causa determinada ordenando la intermediación judicial de la comunicación de la que se trata. En 2015 por disposición de la Ley 27.126 las escuchas telefónicas pasaron de la por entonces Secretaria de Inteligencia a la esfera de la Procuración General de la Nación. En la actualidad y desde febrero de 2016 dicha actividad está en el ámbito de la Corte Suprema de la Nación.

Sí, muchas veces la Agencia trabaja en conjunto con las fuerzas de seguridad para complementar la información y obtener mejores resultados, además puede nutrirse de información que encuentre origen en otros organismos públicos y/o servicios de inteligencia del exterior.

El presupuesto de la Agencia Federal de Inteligencia está incorporado dentro de la Ley de Presupuesto Nacional. En relación a ella, se dispone que las partidas presupuestarias de los organismos de inteligencia son públicas. Sin embargo, los fondos necesarios para labores de inteligencia mantendrán el carácter reservado en la medida en que su publicidad pueda afectar el desarrollo de tal actividad.

Sí, la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia. La Comisión Bicameral no sólo debe controlar a la Agencia sino también a los otros dos organismos que integran el Sistema de Inteligencia Nacional. La Comisión Bicameral –que, como su nombre lo indica, está compuesta por funcionarios de la Cámara de Diputados y la de Senadores- debe fiscalizar que los organismos de inteligencia se ajusten estrictamente a las normas constitucionales.

En la Escuela Nacional de Inteligencia (ENI), un instituto superior de capacitación y perfeccionamiento al que asisten tanto los agentes en actividad como aquellos que deseen pertenecer al organismo. La ENI dicta cursos de ingreso y ofrece un plan de formación continua al personal de la Agencia Federal de Inteligencia. Además, lleva a cabo investigaciones científicas y realiza intercambios académicos con instituciones de educación superior, tanto de orden nacional como internacional. Asimismo, participa en la capacitación del personal de inteligencia de otros organismos integrantes del SIN.

No, toda relación o actuación entre la Agencia Federal de Inteligencia, y funcionarios o empleados de cualquiera de los poderes públicos federales, provinciales o locales, vinculados a las actividades reguladas por la presente ley sólo podrán ser ejercidas por el Director General o el Subdirector General o por el funcionario a quien se autorice expresamente a realizar dicha actividad.

PREGUNTAS FRECUENTES

Cargando...

Cargando...

Cargando...

Cargando...